Ayudas y asesoría|Socialización

Del edadismo, a adiós al viejo!por |


Viejo, vejestorio, abuelete, … y así un sinfín de palabras que pueden escucharse en nuestra vida cotidiana hablando y haciendo alusión al colectivo de la tercera edad. Todos llegaremos a esa etapa en la vida, y muy posiblemente no se emplearían de ser más conscientes de lo que conlleva hacerse mayor y de la riqueza, sabiduría, emociones y experiencias que pueden compartir con nosotros nuestros mayores. La entrada de este blog, pretende que entendamos la vejez como una etapa más por la que pasaremos todos y que a través de la empatía, el respeto y mucho más podamos aprender a respetarlos. No olvidemos que muchos de nosotros en 20, 30, 40 o 50 años, llegaremos a esa edad. ¿Nos gustaría que nos llamasen viejos? A lo largo de estos últimos meses hemos descrito en diversas ocasiones que nuestro país tiende año tras año hacia una sociedad cada vez más envejecida. Sabemos que en España hay alrededor de un 19% de personas mayores (son 8.764.204 de personas de 65 años en adelante) y según la proyección realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se prevé que en el año 2066 habrá más de 14 millones de personas mayores, representando un 34,6% del total de la población española. A pesar de que las personas mayores representan un grupo de edad muy numeroso en nuestra sociedad existen demasiados casos de edadismo o discriminación por cuestiones de edad y desde SeniorDomo pensamos que es necesario conocerlos para combatirlos. La discriminación por edad se da cuando a una persona es rechazada y menospreciada simplemente por la edad que tiene. Este rechazo está basado en prejuicios y estereotipos asociados a la edad avanzada y puede atacar a diferentes aspectos de la persona mayor:

  • Biológicos: el envejecimiento viene acompañado de cambios físicos en el cuerpo. Los músculos, huesos, articulaciones y todo el organismo en general puede sufrir deterioros en mayor o menor medida que afectaran la vida diaria de las personas. Un ejemplo de discriminación por edad por motivos biológicos sería no aceptar a una persona mayor en un club de lectura por tener alguna dificultad de visión y no leer tan rápido como el resto. Se suele atacar el hecho de que una persona mayor camine lenta en según qué situaciones, también si no tienen fuerza en las manos para hacer alguna cosa hay quien ya les trata de inútiles para todo lo demás, etc.
  • Psicológicos y cognitivos: dentro de este ámbito conocemos que con los años la velocidad con la que nuestro cerebro procesa tanto las ideas, como los problemas, como todo aquello que aprendemos se ve ralentizada. Por esto, las personas mayores pueden tardar más en responder, en decidir frente a una situación o simplemente les costará más entender una explicación. Frente a estas situaciones si la persona interlocutora no tiene paciencia encontramos frases del tipo “solo escucha lo que le interesa”, “no sabe lo que dice porque ya está viejo/a”, “no se si no me contesta porque no me entiende o porque ya le da igual todo”, etc. También se deja de lado a las personas mayores justificando que cuando “uno/a se hace mayor se vuelve cascarrabias y ya no atiende razones” desplazando de las conversaciones y las decisiones a la misma persona mayor.
  • Económicos: según la trayectoria de vida de cada persona, le corresponde una pensión una vez se jubila y esto le marcará también el tipo de vida que llevará a lo largo de la vejez. Este tipo de discriminación se nota sobre todo entre las mismas personas mayores que pueden compartir un centro de jubilados o un mismo vecindario. Se generan comentarios del tipo “¿has visto qué ropa más vieja lleva Juan? Parece que no le alcanza ni para zapatos” o entre señoras cuando se compara las veces que van a la peluquería o que se encuentran comprando en un mismo puesto del mercado y comparan lo que lleva cada una.
  • Sociales: las personas mayores deberían ser un pilar dentro de nuestra sociedad y todas las personas que les venimos detrás deberíamos aprender de ellas y apreciar sus experiencias de vida. Pero ocurre totalmente lo contrario: ignoramos sus opiniones pensando que están anticuados y no entienden el tiempo en el que vivimos. En muchos casos cuando se jubilan pensamos que ya están obsoletos/as y no pueden crecer a nivel personal y los apartamos de las decisiones familiares, etc. También, dentro del ámbito social, hay personas que rechazan a los mayores simplemente para no enfrentarse a su futuro: la vejez y la muerte que nos espera a todas las personas. El rechazo a esta etapa de la vida hace que no quieran relacionarse ni entender a personas de edad avanzada. Y dentro de los vínculos afectivos, también tendemos a pensar que las personas mayores ya no tienen sexualidad ni sienten la necesidad de querer a alguien. Esto es otro prejuicio que debemos evitar: los/las mayores pueden querer y buscar ser queridos como el resto de personas de la sociedad.
  • Culturales: se da por sentado que una persona mayor se quedó en aquella música, aquellas películas de cine de barrio y aquel teatro de cuando era joven y que no tiene nuevas inquietudes y curiosidades por satisfacer. Por esta razón no les presentamos las agendas culturales de la ciudad, no les invitamos a planes culturales en familia o pensamos que siempre estarán en casa esperando la llamada de los/as hijos/as y cuando les llamamos y no se encuentran en casa les gritamos un “¿Pero cómo que no estás en casa?”. La discriminación por edad se ve reflejada también en las producciones de cine o televisión cuando muestran a los mayores de las familias como personas tristes, sin motivaciones, como una “carga” para la familia o como el miembro de la familia que menos tiene para aportar. Por suerte, hoy día se van viendo más personajes de edad avanzada activos y rebeldes en las pantallas.

Es interesante destacar que esta discriminación hacia personas mayores no se da solamente entre grupos de edad más jóvenes sino también dentro de la misma gente mayor. Los rumores, comentarios desacertados, dejar una persona fuera de un grupo, criticar o menospreciar al otro es un hecho que suele verse dentro de los centros de mayores y también es importante gestionarlo para no crear tristeza o frustración en la persona que recibe tales comentarios.

¿Cómo evitar estas situaciones discriminatorias?

Frente a estas maneras despectivas de hablar o de tratar a las personas mayores solamente podemos actuar valorando al máximo todo aquello que los mayores nos pueden brindar. Desde sus experiencias, consejos, opiniones y reflexiones hasta el hecho de tenerlos en cuenta en el día a día de la familia. Debemos ser personas pacientes para ir aceptando aquellas pérdidas que la vejez puede traer a nuestros mayores y nunca tratarlos de manera que lleguen a sentir que solamente les queda esperar la llegada del final. Si tenemos adolescentes o jóvenes en casa, hemos de pedirles que respeten siempre a sus mayores y que les expliquen las novedades que traen los tiempos modernos y así podrán enriquecerse con aquello que les cuenten sus abuelos y abuelas. Y lo que siempre pedimos desde SeniorDomo, que escuchemos mucho a nuestros mayores para que se sientan queridos y respaldados en todo aquello que necesiten. Compartir sus miedos, que también tendrán, frente a los cambios que vivirán y ayudarles para focalizar sus pensamientos en aquello que pueden continuar haciendo y no tanto en aquello en lo que se ven imposibilitados. Recurramos siempre que necesitemos a los muchos refranes sobre mayores que tenemos en nuestro idioma: “aunque seas muy sabio y viejo, no desdeñes el consejo” o “más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Siempre podemos aprender algo, tanto los mayores como los que somos algo más jóvenes. Por tanto, Adiós al viejo! Contacta con nosotros y te informamos sobre nuestra solución de teleasistencia revolucionaria (click aquí). Si quieres suscribirte a nuestras novedades puedes registrarte a continuación.

Si quieres suscribirte a nuestras novedades puedes registrarte a continuación.

Acepto la política de privacidad.
Acepto comunicaciones comerciales.

Ayudas y asesoríaSocialización

Marina NerínAuthor posts

Marina Nerín

Colaboradora Social SeniorDomo

Te llamamos nosotros

Dinos tu teléfono y te llamaremos gratis próximamente. Te ayudaremos en todo lo que necesites.

Acepto la  política de privacidad.

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.
ES CA