Ayudas y asesoría

Cómo superar el duelo de la viudedadpor |


El duelo es un proceso emocional que sentimos cuando perdemos a una persona querida y que según las circunstancias, la edad y el carácter de la persona que enviuda se vivirá de una manera u otra. El ser humano está preparado para afrontar estos episodios gracias a la resiliencia, una fortaleza psicológica intrínseca que tenemos que se define como la capacidad de recuperarse frente a las adversidades. En nuestro país, por la esperanza de vida actual, hay un porcentaje mucho más elevado de viudas que de viudos y es cierto que se vive de manera distinta en ambos géneros. Por ejemplo mientras las mujeres encuentran una sensación de libertad que no tenían antes, porque en la época que les tocó vivir el marido, los hijos y la casa siempre estaban por delante de ellas, los hombres pierden casi todo su apoyo emocional que proyectaban en su esposa y llegan a desvincularse hasta de sus hijos. Ellos sienten que necesitan otra pareja para poder sobrellevar de nuevo la vida. Parece que las mujeres estamos más preparadas para vivir solas y por eso tardamos más en tener otra pareja, si es que la llegamos a tener.

Para explicar el camino del duelo nos centraremos en el Modelo de la psiquiatra Elisabet Kübler-Ross, llamado también las cinco etapas del duelo (1969). No existen dos procesos de duelo iguales pero sí van apareciendo las siguientes fases:

  • Negación y estado de shock: es una defensa temporal para el individuo que se refleja en frases como esto no puede estar pasándome a mí. Puede durar algunos días o varios meses y venir acompañada de ansiedad, insomnio y alteraciones del biorritmo habitual.
  • Ira: cuando se asume que con la negociación no se llega a ningún lado y los sentimientos se transforman en rabia. A veces se culpabiliza a la persona fallecida, a uno/a mismo/a, al médico, etc.
  • Negociación: cuando se establece una conexión con lo divino y se pide vivir un poco más para por ejemplo ver crecer a los nietos.
  • Depresión: cuando una persona viuda dice extraño a mis seres queridos, ¿para qué seguir? demuestra que entramos en esta fase donde se asume la certeza que conlleva la muerte y la tristeza correspondiente. Es una etapa difícil de transitar y en la que los/las familiares no hemos de intentar animar en exceso a la persona en cuestión.
  • Aceptación: Cuando una persona consigue comprender que la muerte forma parte de la vida y que es una lucha hacia ella sin sentido alguno.

Pasar por estas 5 etapas puede suponer entre 2 o 5 años de la vida de una persona y se sabrá que ha elaborado por completo el duelo cuando se puede recordar sin sentir dolor o profunda tristeza. El duelo debe ser vivido y no reprimido, respetando cada una de sus etapas de manera consciente y teniendo siempre en consideración a la persona fallecida. Ni olvidarla y hacer como que nunca existió ni, por otro lado, mantenerse aferrado a quien murió ya que puede ser causa de patologías mentales, emocionales y físicas.

¿Cómo vivir una viudez sana?

  • Los mayores han de saber comunicarnos cuando inician el camino del duelo. Han de conectarse con todas las emociones positivas y negativas que vayan apareciendo sin reprimir ninguna.
  • Como familiares no hemos de desautorizar su duelo, que significa quitarle la validez a su sentimiento de pérdida simplemente por el hecho de ser personas mayores que se encuentran en la etapa de la vida con más probabilidades de perder a un ser querido. Y también hemos de estar atentos/as y saber percibir cuando se ponen a la defensiva para evitar reacciones naturales que el dolor propio de un duelo pueden ocasionar. Cómo no quieren generar molestias o ser una carga, intentaran evitar mostrar su pena y su dolor.
  • Hemos de ayudarles a aprender todo aquello que solamente su pareja hacía. Muchas mujeres nunca se encargaron de los pagos en el banco o muchos viudos nunca realizaron tareas del hogar.
  • Se puede hablar de la persona fallecida siempre que se quiera, tanto con la familia como con las amistades sin pensar que se crean situaciones incómodas si la nombramos.
  • Hablar con personas que hayan pasado por lo mismo sirve para empoderarse unas a otras y motivar el empezar a superar las fases de la ira y la depresión.
  • No hemos de dejar que se sientan culpables por volver a disfrutar de alguna actividad o por el simple hecho de reírse ante alguna situación. Además de apoyarlos/as si quieren empezar a conocer otras personas. Hemos de dejar a un lado los prejuicios, las culpas y los miedos y ayudar a que nuestros mayores sigan con su vida justo como la quieran vivir.
  • Hemos de motivar de nuevo su participación social y reanudar las actividades que practicaba fuera de casa cuando se sienta preparado/a para ello.
  • En los días señalados como el aniversario de boda o la fecha del fallecimiento, es importante que los/las familiares estemos presentes para hacerlos más llevaderos a nuestros mayores.
  • Acudir a personal sanitario, psicólogos/as o guías espirituales si vemos que el proceso de duelo se alarga mucho. Ellos/as sabrán proporcionar otro tipo de ayuda a nuestros mayores más allá del cariño y acompañamiento que les brindemos la familia.

El desafío que impone justamente el duelo es encontrar un nuevo sentido en la vida a partir de la pérdida y cada persona lo vivirá en un periodo de tiempo diferente. Algunos autores consideran que un año es tiempo suficiente para reponerse del todo pero trabajando con personas mayores he comprobado que hay mujeres que en 6 meses ya han aceptado su nueva situación y en otros casos la fase de depresión se posterga por años. La persona que está pasando por un momento de duelo tiene ante sí un camino individual y único. Su nueva vida será una vida en donde la ausencia pasará a ser una presencia y como escribió Víctor Hugo: “Ya no estás ahí donde estabas, pero estarás dondequiera que estoy yo”.

Os invitamos a ver este video que resume muy bien este sentimiento y nos ayuda a empatizar más con lo que supone el duelo para nuestros mayores:

Desde SeniorDomo queremos ayudar con nuestros trabajadores sociales a activarse y superar una etapa así. Contacta con nosotros y te informamos sobre nuestra solución de teleasistencia revolucionaria (click aquí).

Si quieres suscribirte a nuestras novedades puedes registrarte a continuación.

Si quieres suscribirte a nuestras novedades puedes registrarte a continuación.

Acepto la política de privacidad.
Acepto comunicaciones comerciales.

Ayudas y asesoría

Marina NerínAuthor posts

Marina Nerín

Colaboradora Social SeniorDomo

Te llamamos nosotros

Dinos tu teléfono y te llamaremos gratis próximamente. Te ayudaremos en todo lo que necesites.

Acepto la  política de privacidad.

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.
Llámame