fbpx

El deporte en el envejecimiento

En los adultos mayores, la actividad física regular puede ayudar a frenar la degeneración natural de los huesos y fortalecer la musculatura.

A medida que envejecemos, es natural que nuestros huesos se vuelvan menos sólidos y que nuestros músculos pierdan fuerza. 

Pero con una actividad física regular, podemos ralentizar ese proceso, lo que nos ayuda a mantenernos activos e independientes a medida que envejecemos.

Al fortalecer nuestros músculos, el ejercicio también ayuda a reducir el peso de nuestros huesos. 

No sólo nos sentimos más fuertes cuando levantamos pesas o realizamos otras actividades de resistencia, sino que también nos sentimos más ligeros cuando realizamos actividades aeróbicas como caminar, nadar o montar en bicicleta. 

Esto se debe a que una musculatura fuerte ayuda a quitar parte de la presión a nuestros huesos mientras nos movemos.

Las investigaciones demuestran que incluso una pequeña cantidad de actividad física regular puede suponer una gran diferencia en la salud de tus huesos y en tu calidad de vida en general. 

Lo más importante es que encuentres algo que te guste hacer y lo mantengas.

Desde SeniorDomo mantenemos la firme idea de que las personas mayores deben seguir activas física, mental y socialmente. 

Con nuestro reloj localizador de personas mayores pueden disponer de una protección preventiva las 24h. en cualquier lugar.

Para más información sobre nuestra solución de teleasistencia contacta con nosotros haciendo click aquí.