Socialización

La importancia de las relaciones intergeneracionalespor |


Cuando hablamos de “generación” nos referimos a todo el grupo de personas que nacieron el mismo año y que, por lo tanto, comparten la misma edad dentro de una sociedad aunque pueden tener situaciones sociales, económicas y culturales muy distintas. También podemos referirnos a las diferentes “generaciones” actuales refiriéndonos a las personas mayores, diferentes de las adultas, de las personas jóvenes y de los niños y niñas. Usaremos esta última definición para explicar qué son las relaciones intergeneracionales y conocer qué beneficios aportan a la sociedad. Las relaciones intergeneracionales se establecen cuando personas de grupos de edad diferentes comparten conversaciones, vivencias y actividades de todo tipo de forma continuada en el tiempo. Hemos de diferenciar cuando estas relaciones se dan entre personas del mismo grupo familiar o si ocurren extra familiarmente.

En España, ya hemos comentado en blogs anteriores, el valor de la familia es muy importante y se cuidan mucho los vínculos entre abuelos, hijos y nietos, con excepciones obviamente. Se dan de forma natural los momentos entre los más jóvenes y los mayores de la familia para compartir historias, consejos, cuidados, fomentar valores como el cariño y el respeto, acompañarse mutuamente en las tareas cotidianas como sería ir a hacer la compra, intentar actualizarse dentro del mundo de la tecnología, también existe el vínculo económico en forma de “propina semanal” que ilusiona tanto a nietos como a abuelos, etc. Por lo tanto, aseguramos cierta actividad compartida entre generaciones dentro del seno familiar.

Relaciones intergeneracionales fuera de la familia

Pero si pensamos en contextos extra familiares el contacto de nuestros mayores con personas de otras edades es poco frecuente o, en algunos casos, inexistente. Esto ocurre porque nuestra sociedad actual está pensada para satisfacer las necesidades de todas las personas teniendo en cuenta su grupo de edad. Se crean espacios y se organizan actividades para cada sector poblacional por separado: infantes, adolescentes, jóvenes, adultos o mayores, dificultando así la interconexión entre todos ellos. Actualmente la sociedad está mucho más individualizada y sectarizada por grupos y es necesario promover el concepto de solidaridad intergeneracional para fomentar el apoyo mutuo entre diferentes grupos de edad y asegurar la transferencia de habilidades y experiencias de unos a otros. ¿Cómo lo conseguiremos? Puedes ser que el encuentro se dé de forma fortuita en un parque, en algún acto público o realizando alguna actividad y buscar el reencuentro después varias veces creando así una relación (por ejemplo: coincidir en una pista de petanca), o bien puede darse cuando una persona mayor se involucra con alguna organización o entidad que va proponiendo diferentes actividades intergeneracionales. Justo después de la jubilación es un buen momento para motivar a nuestros mayores a ofrecerse voluntarios y voluntarias para participar de estas actividades y generar vínculos con personas que no estén en su misma situación de edad.

Los 8 beneficios de las relaciones intergeneracionales

Estas relaciones intergeneracionales proporcionan múltiples beneficios tanto a los mayores involucrados como a los diferentes grupos de edad con los que se relacionan:

  1. Transferencia de conocimientos y experiencias entre distintas generaciones.
  2. Conocer de primera mano eventos de nuestra historia relatado por sus protagonistas.
  3. Facilita el conocimiento de nuevas tecnologías cuando se trabaja con adolescentes.
  4. Promueve el conocimiento emocional de las diferentes fases de la vida y poder compararlas en un mismo momento.
  5. Nos muestran la interdependencia entre las diferentes generaciones de una misma sociedad y como pueden ser unas complementarias de otras.
  6. Se consigue desdibujar el límite entre cuidador y persona cuidada porque ambos grupos de edad reciben y dan a la vez, enriqueciéndose y cuidándose mutuamente.
  7. Combatir los estereotipos asociados a cada grupo de edad: jóvenes vagos y mayores cascarrabias por ejemplo.
  8. Promueve el contacto entre culturas distintas, además de edades diferentes.

Y si nos fijamos solamente en las personas mayores, todas las que participan de actividades intergeneracionales mejoran su autoestima, tienen más vitalidad, evitan los sentimientos de soledad y aislamiento, aumentan la curiosidad de nuevo en su forma de vivir, sienten que todavía pueden aportar su granito de arena en la sociedad y les hace más fuertes frente a posibles futuras adversidades.

Ejemplos en nuestra sociedad

Existen muchas opciones para que nuestros mayores conozcan y se involucren en programas que promueven las relaciones intergeneracionales. Veámos algunos ejemplos que se realizan en nuestro país y también otros de ámbito internacional:

  • En Asturias existe el programa “Voluntarias” formado por mujeres mayores que acompañan a mujeres centroamericanas recién llegadas a comprar y luego a cocinar con todos los productos propios de la región, además de las costumbres locales.
  • Existen personas mayores que acceden a programas para acoger un/a estudiante en su casa llegando al acuerdo de compartir vivienda y socializar.
  • Hay escuelas primarias que reciben personas mayores voluntarias ya sea para contar cuentos, dar clases monográficas sobre oficios o experiencias personales. También estas personas mayores se ofrecen para hacer de acompañantes durante excursiones.
  • En cada vez más barrios existen huertos urbanos que sirven de espacios donde los mayores aplican todos sus conocimientos sobre agricultura y los transfieren a los jóvenes que también participan.
  • La iniciativa “adoptaunabuelo.com” busca crear vínculos de persona mayores solas con jóvenes que ejercerán de nietos para compartir tiempo, conocimiento y risas.
  • En Holanda se creó el proyecto “Memorias del barrio” donde adolescentes y mayores investigan y recuerdan como era su barrio hace décadas y han recuperado la memoria arquitectónica, social y cultural de su vecindad, mostrándola después en escuelas y centros sociales de la zona.
  • En Singapur se creó un espacio intergeneracional donde convive un centro de día, una escuela y una guardería, realizando actividades conjuntas a diario.
  • La web internacional pone en contacto personas mayores solas con jóvenes que quieran compartir el cocinar, el ir a la compra o, simplemente, un paseo por el parque.

Nuestra sociedad necesita de una propuesta político-social que promueva crear espacios intergeneracionales, concebidos desde un primer momento para recibir diferentes generaciones y programar actividades a realizar conjuntamente. De cara a nuestros mayores sabemos que disponen de casi todas las horas del día, que son válidos y que se ofrecen como candidatos a participar en cualquier actividad que se organice.

Desde SeniorDomo, queremos activar a nuestros mayores y para ello consideramos las relaciones intergeneracionales una buena palanca para llevarlo a cabo.

Contacta con nosotros y te informamos sobre nuestra solución de teleasistencia revolucionaria (click aquí).

Si quieres suscribirte a nuestras novedades puedes registrarte a continuación.

Si quieres suscribirte a nuestras novedades puedes registrarte a continuación.

Acepto la política de privacidad.
Acepto comunicaciones comerciales.

Socialización

Marina NerínAuthor posts

Marina Nerín

Colaboradora Social SeniorDomo

Te llamamos nosotros

Dinos tu teléfono y te llamaremos gratis próximamente. Te ayudaremos en todo lo que necesites.

Acepto la  política de privacidad.

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Contratar

Dinos tu teléfono, disponibilidad y te llamaremos gratis próximamente



Acepto la  política de privacidad.
ES CA